sábado, 4 de noviembre de 2017

PAN DE TRIGO SARRACENO (SIN GLUTEN)





Ingredientes:


  • 500 g. de harina integral de trigo sarraceno.
  • 500 ml. de agua.
  • 10 g. de sal.
  • 10 g. de levadura fresca.
  • 2 C.S. de sirope de agave. (opcional)

Receta vegana, apta para diabéticos, para personas que padecen síndrome metabólicocelíacos, alérgicos al huevo y la lactosa.



Elaboración:

Pondremos el agua con la levadura fresca desmenuzada, removiéndolo para que se integre y se deshaga bien.




Por otro lado añadiremos la sal marina a la harina y la removeremos para que se integre.



Posteriormente iremos añadiendo la harina al agua y removiendo con unas varillas hasta que quede unida.




Por último le agregaremos el sirope de agave. Removeremos una vez más hasta conseguir una masa unida y sin grumos.



Finalmente engrasaremos un molde con un poco de aceite de oliva virgen, verteremos la masa llenándolo hasta la mitad o tres cuartos del molde.


Luego dejaremos levar el preparado en un ambiente cálido y sin corrientes de aire. Hasta que veáis que ha doblado su tamaño.



Momento pues de precalentar el horno a 220ºC y cuando lo metamos lo bajaremos a 195ªC. Lo hornearemos por unos 45 minutos aproximadamente.

Una vez listo lo retiraremos del molde y lo dejaremos enfriar en una rejilla.



Y ya tendremos nuestro fabuloso pan de trigo sarraceno.



Sugerencias:


Como podéis ver es un pan sin gluten muy rápido y fácil de hacer, además de sano y con muchas propiedades que nos aporta el trigo sarraceno.

Los que seáis celíacos recordad siempre mirar que en la etiqueta de los productos que compréis, ponga que son sin gluten. Así os aseguráis que no contengan trazas de gluten.

Los que tengáis diabetes o síndrome metabólico no le pongáis sirope de agave, eso que os ahorráis.

El hecho de poner sirope de agave es porque así se suaviza el sabor fuerte del trigo sarraceno, además le aporta al pan un color marrón anaranjado muy apetecible, y yo diría que un poco más de elasticidad. Os pongo la foto de un pan echo con sirope y otro sin, veréis que el de sin, queda con un color más blanquecino. Eso sí, muy ricos los dos.




Poner aceite de oliva al molde es opcional también, en el mío tiende a pegarse, así que la solución es engrasarlo un poco.

Llenamos el molde a la mitad o tres cuartas partes, porque al levar dobla el volumen. Personalmente para ir más rápido, caliento el horno al mínimo un minuto y lo apago, meto el molde y lo dejo unos 40 minutos. Cuando ya está con el volumen doblado sin que rebose, lo saco, lo dejo en el mármol, precaliento el horno y lo meto.

Pensar que una vez que haya doblado su tamaño, no os levara más. Y en el horno siempre tiende a bajar algo, por lo que es importante meterlo en su momento óptimo de levado.




¡Que aproveche!


viernes, 6 de octubre de 2017

PIPIRRANA




Ingredientes:

  • 2 tomates gordos.
  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 pimiento rojo pequeño.
  • 1 pepino.
  • Olivas negras.
  • 1 vasito de aceite de oliva.
  • 1 o medio vasito de vinagre de manzana.
  • Sal de hierbas.
  • Huevo. (opcional)

Receta apta para diabéticos, para personas que padecen síndromes metabólicospara celíacos, para alérgicos al huevo y alérgicos a la lactosa.




Elaboración:

Empezaremos poniendo los huevos a hervir con agua, un poco de sal y vinagre.


Lavaremos las hortalizas, las cortaremos a cuadraditos pequeños y lo pondremos todo en un cuenco.



Añadiremos las olivas, la sal de hierbas, el aceite de oliva, el vinagre de manzana y lo mezclaremos todo muy bien para que se unan todos los ingredientes.


Pelaremos los huevos y los cortaremos en cuatro trozos, pondremos la pipirrana en bandejitas pequeñas, lo adornaremos con el huevo por encima, y listo para servir.

Que aproveche!



Sugerencias:

Esta receta es apta para celíacos, diabéticos, y personas que padecen síndrome metabólico.

Es mejor poner tomates de ensalada, pero si os gustan más de otro tipo, también servirán.

Otra manera de comer la pipirrana, es agregándole atún, está buenísima y podría servir para la cenar como plato único.

La cebolla os aconsejo que sea tierna ya que está mucho más buena.

De olivas podéis poner del tipo que más os guste.

Esta receta es mejor servirla bien fría.

A la rica tapita de pipirrana mmmmmm!!!!!

Gracias por la visita

viernes, 1 de septiembre de 2017

ONIGIRIS




Ingredientes:

Para el arroz y su manejo

  • 7 tazas de arroz bomba. (420g.)
  • 10 tazas y ½ de agua. (530g.)
  • 1 C.P. de sal marina.
  • 1 vaso de agua.

Para la elaboración del pavo o pollo.

  • Una pechuga de pavo o pollo.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Ajo en especie.
  • Cebolla en especie.
  • Orégano en especie.
  • Tomillo en especie.
  • Cúrcuma en especie.
  • Cominos molidos.
  • Sal marina.

Para el relleno y su soporte

  • Arroz cocido.
  • Agua salada.
  • 4 C.S. de mayonesa suave o sojanesa.
  • Pavo a la plancha especiado.
  • 1 lata de bonito.
  • 1 lámina de alga nori.
  • Sésamos y sésamo negro. (Opcional)

Receta apta para celíacos, alérgicos al huevo y alérgicos a la lactosa.



Elaboración:

Pondremos a calentar el vaso de agua con la cucharadita de sal, hasta que se disuelva. Lo quitaremos del fuego y lo dejaremos enfriar.



A continuación pondremos el arroz en un colador y lo lavaremos hasta que el agua nos salga limpia.

En una olla agregaremos el agua, el arroz y encenderemos el fuego a tope hasta que arranque a hervir, entonces lo bajaremos a la mitad o menos. Veréis que el agua espumada del hervor al principio os sube hasta arriba. Lo coceremos hasta que el agua se evapore, pero sin retirar la tapa.

Una vez evaporada el agua apagaremos el fuego y lo dejaremos reposar unos 10 o 15 min con la tapa puesta, trascurrido ese tiempo lo dejaremos reposar 10 o 15 minutos más sin la tapa.

Transcurrido el tiempo lo tapáremos con un trapo húmedo hasta que se enfríe.



Mientras prepararemos el relleno, empezaremos por hacer la pechuga de pavo.
Espolvorearemos con las especies la pechuga, la pondremos en la plancha o sartén con un poco de aceite de oliva con la parte especiada hacia abajo, mientras vamos especiando el otro lado. Cuando esté echa por un lado le damos la vuelta hasta que se acabe de hacer y en último lugar le añadimos la sal. Luego la trocearemos y la dejaremos enfriar.



Una vez fría y troceada, le añadiremos unas dos cucharadas de mayonesa y lo mezclaremos bien.

Por otro lado cogeremos la lata de bonito, la escurriremos bien, le agregaremos dos cucharadas de mayonesa y lo mezclaremos.



Con los rellenos preparados, ya solo nos queda darle forma a los onigiris.
Primero cortaremos el alga nori en 8 trozos iguales, para ello solo tenéis que cortar la lámina por la mitad y de cada mitad hacer 4 trozos.



Cogemos el bol donde tengamos el arroz y el cuenco con agua salada. Nos mojaremos las manos y con una cuchara cogeremos una buena cantidad de arroz. Con las manos la vamos apretando hasta darle forma de bola. Después con el dedo gordo haremos un agujero en el centro y lo rellenaremos. Dejaremos esa media bola en el plato y prepararemos la otra mitad. Nos humedeceremos las manos otra vez, cogeremos otra buena cantidad de arroz con la cuchara, apretándola con las manos haciendo una bola y luego la aplastaremos. Recogeremos la mitad apartada y la uniremos con la que tenemos en la mano, apretando una vez más en forma de bola aplastada mientras las vamos uniendo.




Posteriormente le daremos la forma triangular posicionando las manos, como podéis ver en la foto, en forma de triángulo. Finalmente la apretaremos un poco sobre el plato, para hacer una base que sostenga el onigiri.



Por último cogeremos la alga, la humedeceremos un poco con el agua salada y la pegaremos en la base pasando los dedos suavemente. Y añadiremos por encima unas semillas de sésamo.


Y volveremos a empezar una y otra vez, humedeciendo las manos cada vez que lo necesitemos, para evitar que el arroz no se nos pegue en las manos. La receta es para aproximadamente unos 8 onigiris, cuatro de atún y cuatro de pechuga especiada.



¡Y listos!




Sugerencias:

Los que seáis alérgicos al gluten recordar mirar que lo ingredientes que compreis no contengan gluten. Respecto a los alérgicos a la lactosa os he puesto en los ingredientes sojanesa, quedan unos onigiris exactamente igual de buenos.

Personalmente en el momento de lavar el arroz, me gusta no hacerlo demasiado, para así conservar algo de almidón que considero beneficioso para la protección del estómago.

En el momento de cocer el arroz es importante no levantar la tapa. El único momento en la que la levanto un pelín, es cuando sube el agua espumada, para evitar que se salga.

Para que nos quede la pechuga jugosa, la sartén tiene que estar bien caliente antes de poner la carne. Y en último lugar sazonarla, de este modo os quedará más jugosa.

Para hacer la forma de los onigiris hay que apretar suavemente, humedeciendo las manos cada vez que sea necesario. Con ello evitaremos que el arroz se nos quede pegado.

Para poner el sésamo encima de los onigiris, os aconsejo verter el sésamo en un plato y pasar la parte superior de los onigiris por encima del plato dando suaves toques, veréis que se pega fácilmente.

A los onigiris de bonito les he dado la forma típica triangular, y a los de pechuga les he dado forma redondeada, ésta última os resultará más sencilla. Pero los podéis hacer como más os guste.

Los onigiris son de origen japonés, la verdad es que siempre me ha dado mucha envidia ver como se los comían los personajes de dibujos animados japoneses que veían mis sobrinos,  ¡Nunca pensé que fueran tan fáciles de hacer! Así que no os lo penséis dos veces, animaros a elaborar esta receta y veréis lo práctico que resulta comerlos en cualquier excursión, picnic o día de playa. Y lo mejor, ¡que están muy buenos!


¡Que aproveche!

jueves, 27 de octubre de 2016

TARTITAS DE QUESO SALADAS (SIN GLUTEN)




Ingredientes:

  • 5 huevos.
  • 110 gr. de queso emmental rallado, sin gluten.
  • 2 C.S. de zumo de limón.
  • 2 C.S. de harina de maíz.
  • 1 C.C. rasa de sal de hierbas.


Receta apta para celíacos.






Elaboración:

Empezaremos separando las yemas de las claras.
En el bol de las yemas añadiremos el zumo de limón, el queso, la harina y la sal. Lo mezclaremos con un batidor eléctrico hasta que queden todos los ingredientes bien triturados.


     
Seguidamente batiremos las claras a punto de nieve, luego se las agregaremos a la preparación poquito a poco.


     
Y por último pondremos la masa en moldecitos pequeños y los meteremos en el horno, a 170 grados durante 30 o 40 minutos.


.

Sugerencias:

Es conveniente que batáis el preparado de las yemas muy bien para que quede esponjoso.

Al añadir las claras de huevo a la preparación, os aconsejo ponerlas poco a poco para que no se corte.

Personalmente para las tartitas de queso, he utilizado queso emmental rallado bajo en grasas. Pero también le podéis poner queso light, queso de cabra o del que prefiráis.

Como veis esta receta es muy fácil de hacer.

Que ricas están estas mini tartitas! Para los amantes del queso!!!

Gracias por la visita.

miércoles, 1 de junio de 2016

COGOLLOS DE LECHUGA RELLENOS DE SALSA DE QUESO CON CRUDITÉS





Ingredientes:
  • Cogollos de lechuga.
  • 150 g. de queso de untar de cabra.
  • 2 C.S. de mayonesa.
  • Pimiento rojo, amarillo y verde.
  • Pepino.
  • Cebolla tierna.
  • Remolacha cruda rayada.
  • Cilantro.
  • Sal marina.
Receta apta para celíacos para alérgicos al huevo.



Elaboración:

Preparamos los cogollos, limpiándolos y troceándolos como más nos guste.

En un bol pondremos el queso de untar y la mayonesa removiéndolo hasta unirlo.




Luego lavaremos y cortaremos un trozo de cada una de las verduras a cuadritos pequeños y rayaremos un poco de remolacha. Al pepino hay que quitarle la parte de pepitas que es más húmeda, para ello utilizaremos una cuchara de postre. Y picaremos el cilantro.



A continuación, añadiremos una cucharada sopera de cada crudité a la mezcla de queso, procurando salarlos antes un poco. Y por último el cilantro picado. Removemos para integrarlo todo y ya la tendremos.



Luego la colocamos sobre los cogollos, y a disfrutar!




Sugerencias:

Como podéis ver es una receta de lo más sencilla y rápida de hacer. Os puede servir para un picoteo, un entrante fresco y delicioso o quizás una cena ligera. Y es ideal para los días de calor.

Las cantidades que he utilizado son para 2 o 3 personas aproximadamente. Lógicamente sólo tenéis que doblar las cantidades si sois más.

Si no os gusta el toque rosa que la remolacha le da a la salsa, la podéis cambiar por un poco de zanahoria rayada, de este modo os quedará la salsa blanca.

Esta misma salsa os sirve para dipear con algún palito o tostada.


Los que seáis alérgicos al huevo, obviamente solo debéis sustituir la mayonesa por lactonesa o sojanesa.



Бон апети